¿A qué llamo sanación energética?

Escribo este post dándole vueltas a “lo que pasa” en muchas de las sesiones que damos o recibimos, cuando mas allá de hacer un mero trabajo mecánico o un simple masaje, tratamos de trabajar un concepto más amplio del individuo. La“sanación energética” por ser un concepto un poco más genérico que engloba una concepción más holística del individuo.

 

Siempre nacen desde el punto más simple, el de la relajación física, pero pueden aportar mucho más. Con estas propuestas buscamos tratar a las personas desde un punto integral u holístico donde cuerpo, mente y espíritu (como cada uno quiera entenderlo) forman un todo y no se entiende una parte sin las otras. Nuestro cuerpo es el continente  de nuestra psiquis, nuestras emociones y de nuestro alma. En el quedan las marcas de todas nuestras vivencias, es el reflejo de emociones, de cargas tanto físicas como mentales  que se fijan de forma negativa en nuestro cuerpo e impiden que nuestra energía/bienestar fluya y se exprese en armonía. Esto incluso tiene sus reflejos en muchos otros sistemas del cuero. Liberando la parte física y tangible que es nuestro cuerpo llegaremos a lo más profundo e intangible que es nuestra mente,  nuestro espíritu e incluso nuestras emociones . Así como liberando bloqueos psíquicos emocionales y energéticos conseguiremos liberar los nudos físicos en los que se reflejan logrando armonía en todo nuestro ser,  este camino es de dos direcciones. Esto es por lo que trabajamos, en busca de una nueva forma de liberación y paz interior.

franquicia flotación haloterapia masaje thai, terapias de relajación, refrexologia, masajes quiromasaje, haloterapia,Reiki, técnica metamórfica, yoga, antiestres.Tanque de flotación, flotario,flotarium,float tank,floating tank, tanque de aislamiento sensorial. masaje relajante, masaje cañas de bambú. quiromasaje. meditación, thai oil massage.Reflexología podal terapeutica. Baños de sal. masaje craneal. masaje de cabeza. masaje Siro Abhyanga. masaje de cabeza.masaje cráneal. masaje cráneo tantra,masaje tantrico. masaje tantra. Masaje Tántrico ShivaítaUn ejemplo simplificado de lo anterior y que explica este concepto holístico es cuando verbalizamos aquello de “me va ha salir una ulcera por estrés”.  Al fin y al cabo el estrés es algo intangible es un estado emocional,  que nos produce en desajuste físico y lo reflejamos en una zona concreta del cuerpo, la boca del estómago, precisamente el plexo solar, uno de nuestros centros energéticos  donde se situa el 3º chacra (“yo puedo”, el derecho a obrar y el centro de nuestras emociones) Pues este camino es bidireccional y liberando, atendiendo, escuchando y cuidando allá donde se reflejan en el cuerpo estas emociones y sensaciones también podremos conseguir deshacer, relajar y liberar lo que las produce.

Tendemos a pensar que nuestra conciencia y todo lo relacionado con la psiquis y las emociones está en la cabeza simplemente porque es donde está el cerebro. Pues bien, para poder explicar muchas veces estas otras zonas del cuerpo donde se reflejan y se sienten suelo utilizar el termino “los otros centros o cerebros”,  donde nacen y donde se reflejan nuestros diferentes estados y emociones , que casualmente , coinciden con esos otros términos con los que algunos no acaban de sentirse cómodos como son los chacras, marmas, nadis, chi, meridianos etc, Que en realidad muchos corresponden a los propios circuitos del cuerpo pero entendidos también de forma holística.

Somos un conjunto de sistemas, desde los más evidentes y tangibles, a los más sutiles e imperceptibles. Entendiendo esto, aceptándolo, sin dar más valor a unos sistemas que a otros y aceptando, lo a veces irracional y sutil, de alguno de ellos. Es cuando, a mi entender y en mi propia  experiencia, llamo sanación energética”, cuando al mismo tiempo y en la misma importancia, atiendes y escuchas lo que el cuerpo “habla”. Se coloca, se abre o se cierra, se relaja o se tensa, muchas veces de forma muy física y totalmente gráfica. Otras tan sutil que hay que estar muy atento y concentrado para que no se te escape el mensaje.  Esto suele ser más evidente para el que realiza la sesión que para quien la recibe que a veces no se da ni cuenta de cómo su propio cuerpo habla de aquello que le pasa. Cuando llevamos la escucha al mismo tiempo de estas zonas, esos otros “cerebros/centros” y a las sensaciones que transmiten. Todo esto nos dan una lectura más profunda de donde prestar atención y donde poner la intención. Muchas veces tan solo vale con escuchar y querer acompañar. Cuidar, atender y calmar  con ternura y paciencia sin esperar más ni nada a cambio.  De esta manera las sensaciones son muy diferentes y pasamos de lo meramente mecánico “a otra cosa” que bien puede llamarse sanación energética” por ponerle un nombre, no se si muy acertado o no.  De esta manera, escuchando la parte física desde un espectro más completo podremos sentir esa otra parte de nosotros, tan intangible,  como son las emociones, ayudando así a liberarlas. Es en esta parte donde, quien recibe la sesión, se sorprende, muchas veces, al sentirse liberado o conectado con estas emociones y sensaciones tan diferentes, o esa simple sensación de paz y de descanso real,  alejadas de lo meramente físico con lo que en apariencia pudiera parecer un simple masaje.

Hay quien utiliza este término únicamente para aquellas sesiones hechas exclusivamente con terapias alternativas del tipo “energéticas o vibracionales” técnicas que mucha gente no acaba muy bien de entender ni de explicar o que parece que hay que tener grandes conocimientos o estar integrado en este mundo de terapias para entenderlas, darlas o recibirlas. Desde mi punto de vista es mucho mas fácil y sencillo y todos somos capaces para dar y recibir este tipo de atención y escucha.

¿qué puede pasar después de una sesión ?

Lo primero que vas a sentirte es, como mínimo, muy relajado o quizás “revuelto”. A partid de aquí se pueden ir amplificando las sensaciones en función de cual profundo haya llegado la sesión, o cual profundo haya llegado la escucha y sobre todo cual profundo te hayas  permitido mostrar, siendo consciente de ello o no.

Los siguientes días pueden ser días de “desintoxicación” o de “crisis curativa”. Nuestro cuerpo puede reaccionar de forma fisiológica a todo esto y que de alguna manera física lo exprese y lo expulse. Podemos sentirnos a nivel anímico, por unos días, o por instantes, bajos de fuerza y moral o que necesitemos expresarlo de alguna forma. Yo siempre digo “si tienes ganas de gritar, grita! de reír, !ríe! o de llorar,!llora!” o duerme si es lo que te pide el cuerpo, pero todas estas reacciones serán para liberar y soltar lastres y salir reforzados. Ninguna de las sensaciones negativas serán lo suficientemente dolorosas para no ser soportables. También puede ser todo lo contrario, que no sintamos nada de forma consciente, o que no haya ese periodo, que ya después de nuestra sesión nos sintamos tan aliviados, relajados y reconfortados, cómo libres de carga. Hay quién lo expresa al finalizar, o durante, su sesión con lágrimas que no sabe muy bien definir por qué, más allá de una sensación de reconexión con uno mismo y sentirse da alguna forma reconfortados. Esto sucede, porque sin darnos cuenta, hemos sido atendidos en diferentes niveles y sistemas, que por un ratito, han sido escuchados sin más pretensión que cuidar y acompañar. Todo esto hará que ya sea al final de la sesión o en los días venideros nos sintamos aliviados,  reforzados y !con las pilas bien cargadas!!